Se aceptan nuevos pacientes
Todas las formas de seguros aceptadas
Para una cita llame al
630.882.0264

Menopausia

Menopausia Nombres

Cambio de vida; climaterio

Menopausia Definición

Es el período de transición en la vida de una mujer cuando los ovarios dejan de producir óvulos, la actividad menstrual disminuye y finalmente cesa, y el organismo disminuye la producción de las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona).

Menopausia Causas, incidencia y factores de riesgo

La menopausia (también llamada “cambio de vida” o climaterio), que ocurre normalmente entre los 40 y 55 años, es un hecho natural en la vida de una mujer y, en promedio, comienza casi a los 51 años.

Durante la menopausia, cesa la ovulación (producción de óvulos), eliminando la posibilidad del embarazo, y la menstruación se hace menos frecuente y finalmente se detiene.

En algunas mujeres, la actividad menstrual se detiene repentinamente, pero por lo general va disminuyendo poco a poco en cantidad y duración del flujo y frecuentemente los períodos menstruales se hacen más seguidos o más espaciados. Esta irregularidad puede durar por 2 ó 3 años antes de que la menstruación cese por completo.

Los síntomas de la menopausia son causados por cambios en los niveles de estrógeno y progesterona. A medida que los ovarios se tornan menos funcionales producen menos estrógeno/progesterona y el cuerpo posteriormente reacciona a ello. Algunas mujeres experimentan pocos síntomas o ninguno, mientras que otras experimentan varios síntomas que van de leves a severos.

Esta variación es normal. Una disminución gradual de los niveles de estrógeno permite que el cuerpo se ajuste lentamente al cambio hormonal, pero en algunas mujeres se produce una disminución repentina del nivel de estrógeno, causando síntomas severos. Este resultado se observa cuando la menopausia es causada por la extirpación quirúrgica de los ovarios (menopausia quirúrgica).

El estrógeno es responsable de la acumulación del revestimiento epitelial de la cavidad uterina. Durante los años reproductivos, este revestimiento se forma y luego se desprende (menstruación) mensualmente (por lo general). La disminución menopáusica en estrógeno impide que esta formación se produzca. Sin embargo, las hormonas androgénicas producidas por las glándulas suprarrenales se convierten en estrógeno y esto causa algunas veces el sangrado posmenopáusico. Esto no es nada que merezca preocupación, pero el sangrado posmenopáusico puede ser un indicador temprano de otros problemas, incluyendo cáncer, así que éste siempre debe ser controlado por un médico.

Una reducción en el estrógeno está asociada con muchos efectos secundarios que pueden ser muy molestos. Los sofocos causados por una liberación súbita (inapropiada) de calor corporal y la resequedad vaginal, causada por el adelgazamiento de los tejidos de la pared vaginal son los dos efectos secundarios más frecuentemente experimentados.

Los cambios en el estado de ánimo y la falta de deseo sexual que están asociados algunas veces con la menopausia pueden resultar parcialmente de la disminución de la hormona, pero también pueden ser producto de la incomodidad asociada con los sofocos y la resequedad vaginal.

Además de estos dos efectos secundarios, existen otros que se pueden desarrollar durante meses o años. La disminución de los niveles de estrógeno incrementa el riesgo de osteoporosis (pérdida de calcio en los huesos que causa fragilidad ósea), la cual a veces no se detecta hasta que se produce una fractura ósea.

La disminución de los niveles de estrógeno que se ve con la menopausia también produce cambios en los niveles de colesterol que pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca de la mujer.

Menopausia Síntomas

Cuando están presentes, los síntomas son, entre otros:

  • Sofocos y sonrojamiento de piel
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Disminución del impulso sexual
  • Ausencia de períodos menstruales o períodos menstruales irregulares
  • Resequedad vaginal y relaciones sexuales dolorosas

Menopausia Signos y exámenes

Se pueden utilizar exámenes de orina y de sangre para medir los niveles hormonales que pueden indicar si una mujer está cerca de la menopausia o es postmenopáusica. Ejemplos de exámenes de este tipo son:

  • Examen de estradiol
  • FSH
  • LH

Un frotis de Papanicolaou puede indicar cambios en el revestimiento vaginal (mucosa) causados por cambios en los niveles de estrógeno. Se puede realizar un examen de densidad ósea para buscar niveles de baja densidad ósea que se ven en la osteoporosis.

Menopausia Tratamiento

La menopausia es un proceso natural y no necesariamente requiere tratamiento a menos que los síntomas de menopausia, como los sofocos o la resequedad vaginal, sean molestos.

Terapia de reemplazo hormonal:

Durante años, la terapia de reemplazo hormonal fue un tratamiento común para los síntomas de menopausia. De hecho, mucho médicos creían que esta terapia podría ser beneficiosa para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y fracturas óseas causadas por osteoporosis (adelgazamiento de los huesos), además de tratar los síntomas de menopausia. Sin embargo, los resultados de un estudio mayor, llamado Iniciativa de Salud para las Mujeres (Women’s HealthInitiative, WHI), ha llevado a los médicos a revisar sus recomendaciones con relación a la terapia de reemplazo hormonal.

La WHI, iniciada en 1993, registró a 161.809 mujeres entre las edades de 50 a 79 años en 40 centros médicos diferentes. Parte del estudio se proponía examinar los beneficios y riesgos para la salud de la terapia de reemplazo hormonal, incluyendo los riesgos de cáncer de mama, ataques cardíacos, accidente cerebrovascular y coágulos sanguíneos.

En julio de 2002, un componente de la WHI, que estudiaba el uso de estrógenos y progestina en mujeres que tuvieran útero, se suspendió prematuramente, debido a que los riesgos para la salud excedían los beneficios.

El estudio de la WHI mostró que las mujeres que tomaban terapia de reemplazo hormonal tenían 34% menos fracturas de cadera y 24% menos fracturas generales que las mujeres que no recibían las hormonas. Sin embargo, la razón principal para suspender el estudio de estrógeno-progestina se debió a un 26% de aumento en el cáncer de mama en mujeres que tomaban las hormonas, al igual que incremento de los ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos de sangre.

Algunas mujeres aún pueden pensar en usar terapia de reemplazo hormonal por un corto plazo (2 a 4 años) para reducir los síntomas de la menopausia (resequedad vaginal y sofoco).

Aunque la terapia de reemplazo hormonal también puede prevenir la osteoporosis después de la menopausia, las mujeres deben discutir con su médico los riesgos individuales de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, coágulos sanguíneos y cáncer de mama. Otros medicamentos, además de la terapia de reemplazo de estrógenos y la terapia de reemplazo hormonal, también están disponibles para prevenir la osteoporosis, y se recomiendan suplementos de calcio para todas las mujeres posmenopáusicas con el fin ayudarles a reducir la pérdida ósea.

Los hallazgos de la WHI no se aplican a mujeres que estén tomando estrógenos después de una histerectomía; sin embargo, esta parte del estudio se continúa. La terapia de estrógenos aún se recomienda para mujeres menopáusicas después de una histerectomía.

Para reducir los riesgos de una terapia de reemplazo de estrógenos y obtener aún los beneficios del tratamiento, los médicos recomiendan:

  • Utilizar regímenes de progesterona/estrógeno que no contengan acetato de medroxiprogesterona.
  • Utilizar una dosis más baja de estrógeno o una preparación diferente de estrógeno (por ejemplo una crema vaginal en vez de una pastilla).
  • Someterse a exámenes pélvicos regulares frecuentes y frotis de Papanicolaou para detectar problemas tan pronto como sea posible.
  • Someterse a exámenes físicos regulares, incluyendo exámenes de mama y mamogramas.

Hasta que se sepa más acerca de la terapia de reemplazo de estrógenos y la terapia de reemplazo hormonal, las mujeres deben sopesar los beneficios y los posibles riesgos contra los síntomas que se experimentan. Es necesario una discusión completa con el médico al respecto.

Alternativas para la terapia de reemplazo hormonal:

Las alternativas para la terapia de reemplazo hormonal para los síntomas de la menopausia son, entre otros:

  • Vestirse con ropa ligera y en capas; evitar la cafeína, el alcohol y los alimentos condimentados.
  • Medir las respiraciones profundas. Practicar tomando 6 respiraciones profundas y lentas por minuto y seguir este patrón de respiración cada vez que se comience a presentar un sofoco.
  • Utilizar técnicas de acupuntura y relajación.
  • Utilizar dosis bajas de antidepresivos, tales como paroxetina (Paxil), venlafaxina (Effexor) y fluoxetina (Prozac).
  • Utilizar clonidina, un medicamento que también se usa para controlar la presión sanguínea.

Los ensayos clínicos con cohosh negro y soya NO han encontrado consistencia en la utilidad de estos suplementos.

Menopausia Expectativas (pronóstico)

Aunque la menopausia es un período difícil para algunas mujeres, la mayoría experimenta la menopausia sin problemas a largo plazo. Muchas mujeres informan sobre un incremento en la energía, mayor confianza en sí mismas y una mejor actitud.

Menopausia Complicaciones

La disminución en los niveles de estrógeno está asociada con un aumento del riesgo en el desarrollo de osteoporosis y un aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular.

Menopausia Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe consultar al médico si:

  • Es una mujer mayor de 40 años que está experimentando los síntomas de la menopausia y le gustaría recibir tratamiento para combatirlos.
  • Está experimentando síntomas de menopausia y es menor de 40 años.
  • Es posmenopáusica y presenta algún sangrado.

Menopausia Prevención

La menopausia es una parte esperada y natural del desarrollo de una mujer y no necesita prevenirse. Sin embargo, hay formas (médicas y no médicas) para reducir o eliminar algunos de los síntomas que la acompañan.

Referencias

Weismiller D. The Perimenopause and Menopause Experience: An Overview. Clin Fam Practice. 2002; 4(1).

Stenchever, MA. Comprehensive Gynecology, 4th ed. St. Louis, Mo:Mosby, Inc.; 2001:1217-1250.

Actualizado: 2007

Versión en inglés revisada por: Jacqueline A. Hart, M.D., Department of Internal Medicine, Newton-Wellesley Hospital, Boston, Ma.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

[Artículo de la Enciclopedia Médica MedLine Plus de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU y los Institutos Nacionales de Salud.]

AAGL member surgens have met the highest standards of gynecological surgery in the nation. Certified in Robotic Surgery